DURISIMO EMPATE EN SARANDÍ



Por Joaquín del Arse

Fue empate el partido de anoche ante River Plate, pudo ser victoria o derrota, por las últimas jugadas del encuentro, donde se lucieron Carrizo y Campestrini. La sensación que me deja el partido, es que fue un merecido resultado, por lo que brindaron ambos equipos. Con un primer tiempo a toda orquesta y un complemento que estuvo más para la siesta que para la fiesta.
A pesar de todo, fue River Plate quien manejó los hilos del partido con mayor seguridad, y se notó en los últimos quince minutos del mismo, porque Arsenal se refugio peligrosamente contra su propio arco, y aposto al contragolpe, que casi le da resultado, cuando Obolo remato exigido ante Carrizo, y el arquero rival, sacó el balón al corner. Sobre la hora, con todo River jugado al ataque, Campestrini tuvo su momento de gloria, tras un remate de Pereyra, que exigio a nuestro arquero.
Tambien Krupoviesa, al comienzo del segundo tiempo, despejó sobre la linea un remate de Diaz.
Habia comenzado el partido con todo, con jugadas rapidas, con un Arsenal plantado en el mediocampo, pero el gol de Maidana (salto incomprensiblemente sin marca) cambio los planes. Aunque rapidamente vino el gol del interminable Obolo, que toco sutilmente el balón y la puso contra un palo. Fue ahi, que el Arse mantuvo el control de la pelota, pero por escasos diez minutos, ya que Lamela apareció en todo su esplendor y se cargo a River sobre sus espaldas, complicandonos hasta terminar la etapa.
En el complemento, la cosa cambio, el millonario se hizo protagonista, tuve tres chances claras para ganar, contra una de Arsenal, jugó al toque y cuando pudo también pego, mientras que el equipo de Alfaro, se dedico a esperar en demasia, con demasiado respeto por el rival, y como bien dije, en las últimas jugadas pudo estar el triunfo para los dos.
El empate no le sirvio ni a Arsenal ni a River, se quedaron con ganas de más, pero ya habrá tiempo para sumar de a tres, aunque el panorama para los nuestros es bastante complicado: dos partidos de visitantes, contra Vélez y Newell´s, y con un fútbol que no aparece, como si ante Independiente hubieramos gastado todos los cartuchos.... veremos que pasa.

LA SINTESIS

Arsenal: Cristian Campestrini; Hugo Nervo, Lisandro López, Pablo Aguilar, Juan Krupoviesa; Martín Aguirre, Jorge Ortiz, Iván Marcone, Juan Pablo Caffa; Luciano Leguizamón y Mauro Obolo. Director técnico: Gustavo Alfaro.
River: Juan Pablo Carrizo; Jonatan Maidana, Alexis Ferrero, Adalberto Román; Paulo Ferrari, Walter Acevedo, Matías Almeyda, Juan Manuel Díaz; Manuel Lanzini, Erik Lamela; Mariano Pavone. Director técnico Juan José López.
Goles en el primer tiempo: a los 13 minutos, Maidana (R) y, a los 16, Obolo (A).
Cambios: en el segundo tiempo, a los 2 minutos, Leandro Caruso (R) por Pavone; a los 13, Andrés Franzoia (A) por Aguirre; a los 17, Franco Mendoza (A) por Leguizamón; a los 24, Roberto Pereyra (R) por Román; a los 30, Claudio Mosca (A) por Caffa y, a los 36, Fabián Bordagaray (R) por Lanzini.
Estadio: Julio Humberto Grondona.
Arbitro: Patricio Loustau.

MAURO OBOLO: "SENTI EL CODAZO"



Público Olé deportivo

El pelotazo largo de Campestrini tenía como destino a la nada misma (de hecho, se perdió por el fondo del campo). Pero, en el medio, Jonatan Maidana se descuidó: como en todo el partido, Mauro Obolo corrió la bola sin darla por perdida y esa presión terminó con el codo izquierdo del defensor de River pegando en la pera del punta. Iban casi nueve minutos de juego y la historia podría haber cambiado, aunque, claro, Patricio Loustau no advirtió la infracción. Por eso, sin mostrar un enojo excesivo, Obolo fue claro: “No me interesa lo que diga el árbitro o el juez de línea: sentí el codazo que me pegaron. Fue penal”. Y tiene razón: fue penal.
Para colmo, a pesar de haber marcado el gol, Obolo fue la carta más peligrosa del equipo de Alfaro. Incluso le podría haber dado el triunfo al Arse a los 42 minutos del ST, cuando Carrizo le sacó con una mano un bombazo desde el borde del área. Sin embargo, el punta no se lamentó, ya que enseguida sucedió algo similar en su propia área. Entonces, el delantero que en Sarandí tiene un promedio Olé de 5,43 establece equidad, agradeciéndole a Campestrini por su salvada posterior: “La verdad que pensé que iba a ser gol, pero Carrizo salvó muy bien mi disparo. Y tuve suerte de que Campe tapó la otra en el final porque si no, me iba a sentir muy mal por no haber podido definir el partido y luego terminar perdiéndolo”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

HANDBALL: RESUMEN DE LOS PARTIDOS DEL FIN DE SEMANA

ESTADISTICAS DEL HOCKEY