EL ARSE ENTRÓ EN LA HISTORIA: CAMPEÓN.



Por Joaquin del Arse

Dale campeón, dale campeón, dale campeón....
No tengo palabras de agradecimiento para este logro de Arsenal, para sus jugadores, su cuerpo técnico, los dirigentes, los hinchas.... dale campeón, dale campeón...
Cuantas sensaciones recorrieron mi piel, mi alma, mi corazón esta tarde... dale campeón, dale campeón... 
Temprano así, nos acercamos al viaducto, con toda la ilusión a cuestas, convencido que la proeza se podía dar hoy mismo, es que las urgencias de Tigre le podían llegar a jugar una mala pasada, y el rojo, otro necesitado, también tenía mucho que jugar para el próximo torneo. Así, como a las doce y cuarenta entramos al estadio, que se fue poblando lentamente, que se llenó como pocas veces estuvo. La gente, con la fé intacta, y con la impaciencia, aplaudio al equipo en esa entrada llena de papelitos, de humo, de euforia... y al lado de mis amigos de siempre, comenzamos a "transpirar la camiseta" alentando a los jugadores, que dieron muestra de una categoría tremenda, que jugaron la final como se debía jugar, con armas leales, con firmeza, con sabiduría ante un durisimo equipo cordobés, que entró empecinado en aguar la fiesta, pero que se equivocó, al entrar en el juego rispido y provocativo. Arsenal no se dejó nunca llevar por delante y sacó de la galera lo mejor: su orden y paciencia. Mientras que en Victoria, el local se ponía en ventaja y acá nos pegamos a alguna radio amiga para escuchar lo que pasaba allá, mientras el Arse venia a cada rato sobre el arco de Olave. Pero vino el gol, el desahogo y a sufrir un poco, porque Tigre cascoteaba a Independiente. El primer tiempo se fue rápido, casi que ni cuenta me dí. Pero lo que vino en el complemento fue de película, con un Belgrano menos ofensivo, con un Arsenal más táctico, y de golpe, el rojo que empata y luego se pone arriba en el marcador...... la gente grita por un Arse Campeón... pero falta todavía, se quiere enfriar el juego, no basta, el corazón late a mil por hora, el reloj se hace un chicle, Belgrano se queda con uno menos, y de pronto el matador empata casi sobre el final. Hay un poco de incertidumbre, pero no se claudica, y Arsenal sigue con todo, hasta que termina el partido, hay festejos, la radio sigue en Victoria, no pasa nada y es final... Arsenal campeón, por primera vez, se toca la gloria en primera... no tengo palabras para describir la euforia, los abrazos, las ganas de llorar, los agradecimientos, las cabalas cumplidas... es el corazón de un barrio que no para de latir... es el sentimiento de este Arsenal que acaba de salir campeón, que sella un circulo con su propia historia, jalonada de esfuerzo, de sudor, de sacrificio, pero que hoy, se vistio con su mejor traje y se llevo una copa, merecida por todo lo que costó, por todos los dectractores, por toda la contra que nos hicieron, pero que querés que te diga, asi dan el triple de ganas de festejar... 
Misión cumplida Arse querido... vendrán nuevos desafíos, nuevos sueños, pero hoy, aunque mi comentario sea un mamarracho, tengo la certeza definitiva, que Arsenal entró al salón de los heroes, de los gladiadores, que caido en la arena del circo romano, se levantó, empuñó su espada y siguio luchando hasta el final, para conquistar la victoria, para vestirse de campeón...

SALUD ARSENAL, GRACIAS JUGADORES Y CUERPO TÉCNICO, USTEDES YA SON PARTE DE LA GRAN HISTORIA DEL FÚTBOL NACIONAL.

Comentarios

Rafael Robaina ha dicho que…
Excelente!! Fue un dia unico y historico para cada hincha del Arse!Saludos Joaquin!

Entradas populares de este blog

HANDBALL: RESUMEN DE LOS PARTIDOS DEL FIN DE SEMANA

FADI: TABLAS ACTUALIZADAS