ALFARO EN DIARIO POPULAR



Para aquellos amigos de Arsenal, que no tuvieron la oportunidad de leer el articulo publicado por Diario Popular, en su edición del viernes 17, reproducimos a continuación la nota que Alberto Ballestero le realizó al técnico del campeón argentino. Disfruten.


"NO NOS MOLESTA QUE DIGAN QUE SOMOS EL EQUIPO DE GRONDONA"

No arma una pose Gustavo Alfaro. No lo necesita. es el técnico del último campeón del fútbol argentino, nada menos, pero su escencia es la de siempre. Sabe que si no reafirma lo hecho, la fantástica conquista quedará arrumbada en los amarillentos archivos de la estadística. En Arsenal se siente como en su casa "¿vamos a la sala de conferencia de prensa, así estamos más tranquilos?", pregunta cómplice, ante de largar ante Diario Popular su primera definición: "Uno trata de luchar durante muchos años y le toca una vez a las perdidas poder conquistar un campeonato. Pero yo digo que el desafío es tratar de manter a Arsenal lo más arriba posible. A nosotros, llegar a este lugar nos costó mucho. La lucha del descenso fue muy dura, muy fuerte y durante mucho tiempo. Fueron dos años muy duros y ahora viene una lucha distinta, para tratar de sostener al equipo ahí arriba. Ahora va a ser distinto", cuenta Alfaro.
_ ¿Los rivales ya les juegan de otra manera?
_ Sabemos que somos el último campeón, y como tal, uno de los rivales a vencer y en definitiva, hay que tratar de demostrar que esto no fue obra de la casualidad, sino de la causalidad de un grupo de muchachos que rindieron muy bien y que le dieron a Arsenal la posibilidad de salir campeón.
_ Rompiste el mito de que para ser campeón se necesita una hinchada numerosa detrás...
_ Sí (risas). Yo le decía a los jugadores que somos visitantes la mayoría de los partidos. Somos el club de Primera que menos gente lleva. Pero cuando el corazón es grande y los deseos son fuertes, no importa los que están afuera, sino los once que están adentro.
_ ¿Molesta escuchar seguido que ganan porque son el club de la familia Grondona?
_ Lógicamente que Arsenal va a estar siempre vinculado al nombre de Grondona. Sí, somos el equipo de Grondona y eso a nosotros no nos molesta, al contrario, nos da tranquilidad porque nos da la posibilidad de trabajar de la manera como tiene que trabajar un entrenador, en tiempo y forma, cumpliendo las expectativas deportivas y económicas que todos tenemos cuando firmamos un contrato. Aquí, vos te vas y no hay deudas. Yo digo entonces que lo único que tenés que pensar en trabajar y en jugar. Eso es una tranquilidad. Ahora, que te asocien a cuestiones extradeportivas, que digan que ganás por determinadas circunstancias, responde a que este es un país de rótulos de verdades de Perogrullo, con pies de barro. Para hablar de este Arsenal campeón hay que mirar su rendimiento, los partidos que jugó y que se ganó el respeto del fútbol argentino cuando le ganó a Boca, que estaba peleando el campeonato con nosotros, con la claridad que lo hizo en la Bombonera.
_ ¿En qué punto juega a favor que sea un club casi familiar?
_ En muchísimo, es decisivo. Fijate a Banfield donde lo llevaron las luchas políticas. Los equipos grandes no resisten las disputas políticas y con más razón los clubes chicos. El hecho de ser un club familiar y ordenado, en donde los mandatos se los fueron pasando entre distintos miembros de la familia, pero nunca cambió la mentalidad y la forma de hacer las cosas, te da mucha tranquilidad. Sé donde y como tengo que zanjar las diferencias y a lo mejor, en otros lados, los dirigentes se montan en el descontento popular para hacer política basura y se termina destruyendo todo lo que se construyó.
_ Ahora salen campeones equipos llamados chicos y algunos de los grandes pelean por no descender, ¿hau un nuevo orden en el fútbol?
_ Antes el equipo grande te imponia el respeto, por historia, por el peso de la camiseta. Y hoy no se gana con eso. Haciendo las cosas bien, a la corta o a la larga te rinde sus frutos y si las hacés mal, la pagás. Es muy fácil echarle la culpa a los demás de las cosas que nos suceden y yo digo que hay que mirar para adentro. Pienso que los directivos tendrían que capacitarse más para conducir y administrar pasiones y que no caer bajo la tentanción de esas pasiones.

EL INGENIERO QUE NO FUE PARA CONVERTIRSE EN JUGADOR Y TÉCNICO

Aquel Gustavo Alfaro defensor de Atlético Rafaela, hace un par de décadas ya vislumbraba un futuro DT: "Yo manejaba todas las pelotas paradas. Hablaba con los árbitros, daba indicaciones, me peleaba dentro de la cancha. Me daba cuenta de las cosas que sucedían, tenía bune diálogo con mis compañeros y ahí se despertó la vocación. Pero llegué por casualidad. Yo era estudiante de ingeniería química y de pronto ascendimos al Nacional B con Rafaela y le dije a mi papá que ingeniero podía ser a los 40 y jugador de fútbol no. Le dije que jugaba un par de años, me retiraba y seguía con los estudios. Jugué tres años, me retiré, seguí rindiendo materias, me faltaban diez y ahí les dije a mis viejos que iba a luchar por conseguir, como entrenador, jugar en Primera", cuenta.
También recuerda la unica vez que se lo vio enojado como técnico, contra Tigre el año pasado: "En mi casa me criticaron mucho, mi señora, mis hijas, al verme saltar detrás de las rejas, me preguntaban ¿Cómo te podés desubicar así y protestar tanto? Fijate la imagen que das. Después, a uno le da verguenza ajena. Uno trata de mantener el equilibrio, porque los equipos son la expresión de lo que el técnico es desde afuera. Cuando perdemos la conducta, me da la sensación que perdemos la imagen que debemos tener delante de los jugadores. Pero uno es mortal, es sanguíneo, comete errores y por eso trato de mantenerme lo más equilibrado posible".
Por último, acerca del cartel de "defensivo" que algunos le pusieron, responde: "Leí en el libro Canasta Sagrada de Phil Jackson, el formador de los Chicago Bulls, una frase que decía "lo primero que se debe aprender es la disciplia" y si yo quiero ser un equipo ofensivo, lo primero que tengo que aprender es la disciplina defensiva. Sino defiendo bien, tampoco voy a atacar bien y decía Phil Jackson que "si no defiendo bien, lo más probable es que mi culo vuele por el aire". No me molesta ni me incomoda en absoluto que me digan eso".

Comentarios

Entradas populares de este blog

HANDBALL: RESUMEN DE LOS PARTIDOS DEL FIN DE SEMANA

FADI: TABLAS ACTUALIZADAS