LA VOZ DEL VESTUARIO

 Lisandro López festeja su gol.

Público Olé

Desahogo. Esa era la sensación que reinaba en el vestuario local apenas se abrieron las puertas. Porque la malaria se había instalado en Sarandí y ya todos miraban con preocupación el futuro. De hecho, Gustavo Alfaro fue muy concreto a la hora de referirse a lo ocurrido en el campo de juego. “Para mí el triunfo fue justo aunque está claro que aún nos quedan muchas cosas por mejorar. Pero esta noche había que ganar como fuera para encarar lo que viene con más confianza. Y lo conseguimos”, tiró. Y después amplió el concepto: “El fútbol son estados de ánimo. Este grupo había perdido la confianza que tenía unos meses atrás y la única manera de recuperarla era con una victoria. De esta manera se trabaja más tranquilo”, cerró.
El Marciano Ortiz, figura de la noche, ratificó la postura de su DT. “Necesitábamos los tres puntos más que nada por el aspecto anímico. Había que cortar con la sequía y además esta victoria nos sirve para acomodarnos en la tabla”. Y el otro goleador, Lisandro López, para quienes los hinchas pidieron la Selección, cerró: “Sé que éstos pueden ser mis últimos partidos en el club y por eso trato de disfrutar al máximo. A la gente sólo me resta agradecerles”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

HANDBALL: RESUMEN DE LOS PARTIDOS DEL FIN DE SEMANA

ESTADISTICAS DEL HOCKEY