LOS VIOLENTOS SIGUEN GANANDO


Por Joaquín del Arse.

Parece increíble  pero no pasaron muchas semanas de la última muerte en un estadio de fútbol, que hoy debemos ver impávidos un nuevo episodio que enluta al fútbol argentino. No queda duda alguna que al poder público (gobierno nacional, provincial, municipal, de la ciudad de Buenos Aires, etc...) no le interesa atacar a fondo a las bandas de delincuentes que viven de los negocios que el fútbol y sus dirigentes, le permiten acceder... no les interesa sacárselos de encima, porque son los mismos (los autodenominados barras bravas -grupos de delincuentes a sueldo-) que en campañas electorales proveen los bombos, el agite... los que en cada sindicato "trabajan" en los enfrentamientos entre facciones de la burocracia de las organizaciones (en desmedro de los verdaderos intereses de la clase trabajadora).... no les interesa verdaderamente el bien común, porque de estos grupos se desprende "cédulas" que hacen diversas actividades delictivas (robos, asesinatos, narcotrafico, aprietes... etc)... la justicia tampoco "zafa", porque esta hasta "las manos" en todos los campos de acción... tampoco hacen demasiado los dirigentes de nuestro fútbol, porque algunos no tienen poder, otros le vendieron el alma al diablo, otros son amenazados y viven en la mira de estos delincuentes... alguno alza la voz y rápidamente se tiene que callar, porque no encuentran apoyo de ningún sector... el periodismo es tan cómplice y esta manchado con la sangre de las victimas, porque festeja "la fiesta en las tribunas" que estos grupos "organizan para alentar a su equipo".... tampoco nosotros, el publico en general, que a pesar de sabernos rodeados de esta lacra, no movemos un dedo, no nos organizamos realmente para pedir que no se sigan robando la verdadera fiesta... 
No todos los barras pueden ser controlados... esta demostrado que siempre terminan "zafando de los resortes de control de los dirigentes de los clubes"... 
Estamos hartos de una policía cómplice.. obsecuente... hartos también de los organismos creados para la seguridad que solo van detrás del problema y nunca por delante... que con medidas absurdas piensan "calmar las aguas" para que "todo pase" y así seguir con un mecanismo tan servil y tan putrefacto como el que vemos año tras año....
Hoy, los delincuentes que se dicen "hinchas de Boca", se mataron a tiros, y no les importo que los hinchas genuinos queden atrapados en su locura, en su lucha por los negocios que quieren seguir sustentando.... hoy, esos delincuentes siguen vivos, mientras muchos lloran sus muertos, mientras muchos ya no irán a la cancha, mientras yo escribo este editorial...
No creo que las cosas cambien... se necesitan pelotas (no las de fútbol  sino de las otras), para acabar definitivamente con todo esto... pero mientras la violencia y los violentos sigan libres, sigan adueñándose de las tribunas, de los negocios y de vaya a saber que otra cosa mas, el fútbol languidece día a día .. nadie hace nada... nadie hará nada... esa es la triste realidad de Argentina...

Hasta la próxima amigos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

HANDBALL: RESUMEN DE LOS PARTIDOS DEL FIN DE SEMANA

FADI: TABLAS ACTUALIZADAS