DERROTA SIN ATENUANTES




Era muy esperado el partido ante Quilmes, el barrio dijo presente y una buena cantidad de espectadores se acercaron al Julio H. Grondona para ver el clásico. Sin embargo, el equipo dirigido por Alfaro, no estuvo a la altura de las circunstancias. Lamentablemente se tuvo un juego deslucido por donde se lo mire, mientras que el equipo visitante hizo su negocio, en base a una solida defensa y un aprovechamiento ideal de cada oportunidad que tuvo.
Sumado esto a la pobre labor de Alvarez, quien dirigió de una manera horrible, tanto que no concedió dos claros penales a nuestro favor, cuando el partido iba empatado en cero. No se entiende todavía, y esto ya entra en el plano de las especulaciones, cual fue el motivo de la expulsión de Alfaro, quien le recrimino un supuesto llamado antes del partido.
Más allá de estas incidencias, Arsenal hizo poco y nada para torcer el destino. Muchos pelotazos y centros a la nada, que chocaban frontalmente con una defensa férrea de Quilmes. Los dirigidos por Caruso, se hicieron un pic nic, despejando los ataques del viaducto y lanzando contragolpes que comenzaron a inquietar a Campestrini (quién a lo largo del encuentro, saco dos tremendas pelotas, con destino de gol). Tampoco los cambios realizados aportaron algo de claridad en el ataque, dando la sensación de un "manotazo de ahogado", para alcanzar el empate. Entre la mala actuación del equipo y la predisposición del rival, para hacer tiempo, el encuentro se fue acercando al planteo que a Quilmes le convenía. Sobre el último minuto de descuento (se dieron seis), se selló el resultado, con un nuevo contragolpe.

El encuentro con Arsenal tuvo un desarrollo entrecortado, ya que ambos conjuntos priorizaban el equilibrio y concentraban sus mayores esfuerzos en el aspecto defensivo.  Así abundaban las imprecisiones y el juego brusco, quedando totalmente relegado el espectáculo. No hubo aproximaciones claras previas al primer gol, que llegó mediante una situación de pelota parada. A los 22 minutos, Miguel Caneo ejecutó un tiro libre sobre la izquierda superando a la última línea para habilitar en el momento justo a Martínez, quien de primera introdujo el esférico entre el arquero y el palo más cercano. La apertura del marcador acrecentó la expectativa del público, pero en ningún momento hubo volumen de juego. Antes del descanso, empero, Quilmes puso haber aumentado la diferencia con un tiro desde fuera del área de Lucas Pérez Godoy que rebotó en la zaga y estuvo a punto de vencer a Cristian Campestrini, quien estirándose pudo evitarlo con los pies, apenas. El visitante volvió a ser peligroso a los 10 minutos del segundo tiempo, cuando Benítez pateó un tiro libre desde la derecha, Cristian Lema remató de cabeza y el guardameta desvió al córner arrojándose sobre el poste derecho. Alfaro, quien había sido expulsado a los 25 minutos de la etapa inicial por un exceso verbal, hizo cambios ofensivos y logró la reacción de su equipo en el desenlace. A los 32, el ingresado Milton Caraglio tomó un rebote en el área contraria y disparó a quemarropa, pero sobre la línea lo frustró Wilfredo Olivera. Julio Furch jugó la última carta del anfitrión cuatro minutos después, a los 36, cara a cara con Silvio Dulcich, mas terminó pateando al bulto, sobre el cuerpo del arquero. Quilmes aguantó y supo liquidarlo contragolpe en el tiempo adicionado, gracias a un pase profundo de Leandro Díaz y una definición categórica de Hipperdinger. De esta forma se consumó la cuarta caída del cuadro del viaducto en lo que va de la competencia y la segunda al hilo, ya que en la fecha anterior había sido superado por Argentinos Juniors 2-0 en La Paternal.

Con este resultado, Quilmes salió de la zona de descenso directo, pero esta mas que claro, que su salvación pende de un delgado hilo. No siempre se va a encontrar con un rival (como Arsenal) que le facilitará su pobre juego. Para Arsenal, esto es un notable retroceso, con vistas a la Copa Libertadores y al Torneo Final.

Arsenal: Cristian Campestrini; Hugo Martín Nervo, Mariano Echeverría, Diego Braghieri y Damián Pérez; Martín Rolle, Franco Zucullini, Matías Zaldivia y Iván Marcone; Julio Furch y Emilio Zelaya. DT: Gustavo Alfaro.
Quilmes: Silvio Dulcich; Wilfredo Olivera, Sebastián Martínez, Cristian Lema, Leonel Bontempo; Leandro Díaz, Rodrigo Braña, Leandro Benítez y Lucas Pérez Godoy; Miguel Caneo; Facundo Diz. DT: Ricardo Caruso Lombardi.
Gol en el primer tiempo: 23m. Martínez (Q).
Gol en el segundo tiempo: 45m.+7 Hipperdinger (Q).
Cambios en el segundo tiempo: 11m. Milton Caraglio por Zaldivia y Ramiro Carrera por Rolle (A), 13m. Sergio Hipperdinger por Benítez (Q), 21m. Julián Cardozo por Zucullini (A), 34m. Alan Alegre por Braña y 39m. Emiliano Carrasco por Caneo (Q).
Amonestados: Nervo, Furch, Braghieri (A) y Benítez, Martínez, Braña, Pérez Godoy e Hipperdinger (Q).
Incidencia: 25m. PT, expulsado DT Gustavo Alfaro (A) por exceso verbal. Al termino del partido, fue expulsado por exceso verbal, Campestrini (A).
Árbitro: Luis Álvarez.
Estadio: Arsenal.

Comentarios

Entradas populares de este blog

AMISTOSOS: ARSENAL JUGARÁ ANTE GRUPO UNIVERSITARIO

HANDBALL: RESUMEN DE LOS PARTIDOS DEL FIN DE SEMANA

ESTADISTICAS DEL HOCKEY