LA REORGANIZACION DEL FUTBOL ARGENTINO

Por Joaquín del Arse.

Cada tanto, en la AFA varios cráneos planifican reestructuraciones, que terminan luego convirtiéndose en un lastre demasiado pesado en el devenir de los años. La última gran reestructuración, se hizo en 1996, cuando se impulso un Torneo Nacional de Ascenso (la actual B Nacional) con 32 equipos. En esa reformulacion, Arsenal aprovecho la volada, y salvo la categoría mediante un reclasificatorio ante equipos de la B metropolitana. Finalmente, se comprobó que el aumento de equipos no significaba un mejoramiento en la calidad del campeonato, sino que iba en desmedro de las escuálidas economías de los clubes, que de por si, deben soportar los desmanejos de sus dirigentes, quienes en muchos casos, lo hacen a conciencia.
No quedo otra que volver al torneo de dos ruedas, todos contra todos, lo que produjo el descenso de 14 equipos en tan solo dos temporadas, en otra desatinada decisión.
Da que pensar, que la AFA no aprenda de los errores cometidos, no hace tanto, pero no vendría mal, repasar cada reestructuracion que hubo en la era profesional, dado que si nos adentramos en la era amateur, mas de uno se daría de bruces contra la pared mas cercana.

1931: En la vieja Asociación Argentina, había un torneo (ideado tras la reunificacion de 1927) de 34 equipos, donde poderosos y pobres, definían al campeón oficial. Pero 14 de estos clubes deseaban instaurar el profesionalismo, algo que se hacia de manera encubierta desde hace años. En marzo de 1931, y ya disputada la primera fecha del torneo, Boca, San Lorenzo, Estudiantes, River, Racing, Independiente, Chacarita, Huracán, Velez, Ferro, Argentinos, Gimnasia, Platense, Quilmes, Talleres de Escalada, Tigre, Lanus y Atlanta fundan la Liga Profesional.

1935: Se incorporan a la Segunda División, los equipos de la liga amateur, y nace la actual AFA. Recién en 1937 se implementan los ascensos a la A.

1967: Bajo la dirección de Valetin Suarez, se implementan los torneos nacionales, que se jugaban en uno de los dos semestres del año, con la paulatina incorporación de equipos de las provincias argentinas, en una manera de federalizar el campeonato. En el otro semestre, se jugaba el metropolitano. Estos campeonatos duraron hasta 1985, cuando también la AFA se dio cuenta de la inutilidad de este sistema, que solo acarreaba mas problemas que soluciones, dado que solo los equipos cordobeses (Talleres, Instituto y Racing de Nueva Italia) demostraron estar a la altura de las circunstancias. Mediante la resolución 1309, fueron incorporados al metropolitano, que paso a llamarse Campeonato de Primera División A. Como se deroga el Nacional, en 1985 la AFA idea la actual B Nacional, bajo el nombre de Primera Nacional B, con la incorporación de 13 equipos provinciales y el reordenamiento del ascenso metropolitano.

1986: Se crea el Nacional B, y se decide que sea el campeonato integrador entre el interior y Buenos Aires. Tras varias modificaciones, el fútbol del interior comenzó un proceso de debilitamiento marcado, siendo las ligas tremendamente perjudicadas, ya que solamente uno o dos equipos de las mismas pudieron incorporarse al profesionalismo con cierto éxito. Pero también se dieron casos de rotundos fracasos deportivos y económicos, entre los que contamos a Chaco For Ever, Mandiyu de Corrientes, San Martin de Tucuman, Racing y Talleres de Cordoba, que estuvieron a un paso de la desaparición como institución. Mientras tanto el campeonato de la A, se modificaba, con el desdoblamiento del mismo en Apertura y Clausura, con liguillas para ingresar a la Libertadores, complicados sistemas de promedios o acceso a las copas internacionales, y las consabidas promociones, que tantos dolores de cabeza trajeron, y que finalmente fueron derogadas, como se hizo en España en años anteriores a la aplicación en nuestro fútbol.

2011: Ante la inquietud del fútbol del interior, que comenzó a presionar por una mayor representación en el poder de AFA, la organización nacional desempolva la Copa Argentina (que se jugo a finales de la década del 60 y comienzo de la del 70) y la relanza como la "copa integradora". Pero no termina de convencer a nadie, porque son pocos los equipos provenientes del Argentino A y B, que llegan con vida a la Ronda Final, para jugar ante los equipos de la A. Y entonces comienza la idea del campeonato de ¡42 equipos!, un disparate total. Muchos ponen como ejemplo a Brasil, pero los vecinos sudamericanos, con una extensión que sextuplica a nuestro país, no tiene un campeonato de esa magnitud, pero si fuertes torneos estaudales, producto de un real federalismo, que la propia AFA mato de un plumazo con la creación del Nacional B, y el debilitamiento de las ligas provinciales.

2014: La idea no había muerto, y sale a flote otra vez, ahora no son 42 equipos, pero si serán 30. Vaya a saber Dios como termina todo esto, pero lo único que espero es que los platos rotos no se paguen con descensos a mansalva dentro de algunos años, cuando nuevamente "se den cuenta" el disparate que implementaron.

Comentarios

Entradas populares de este blog

HANDBALL: RESUMEN DE LOS PARTIDOS DEL FIN DE SEMANA

FADI: TABLAS ACTUALIZADAS